Opinión de Majoral, Joyería Mediterránea

0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_gallery type=”image_grid” interval=”3″ images=”6568,6569,6570,6571,6572,6573,6574,6575,6576,6577,6578,6579,6580,6581″ onclick=”link_no” custom_links_target=”_self” img_size=”full” el_class=”imatgemarge”][vc_video link=”http://youtu.be/QtUZLZequR0″][vc_column_text]

Siento una conexión especial con Majoral. Quizá sea la admiración que me despierta esta empresa familiar que comenzó de manera autodidacta y que se ha convertido en todo un referente en el mundo de la joyería. O quizá valore de forma especial su ejemplar proceso de producción, desde la obtención de los materiales extraídos de minas de comercio justo, hasta la dedicación que el artesano emplea en cada pieza para continuar dejándonos sin palabras año tras año, manteniendo el lenguaje propio que les identifica a simple vista.

Desde sus inicios han buscado la innovación tanto en las técnicas empleadas como en los materiales utilizados y por supuesto en cuanto diseño se refiere. Hoy en día sus creaciones han transcendido tanto que sus métodos se enseñan en las escuelas profesionales del sector y podemos contemplar sus obras en museos como el MAD de Nueva York.

Enric Majoral entiende la joyería como una forma de expresión con el mundo. Se inspira en la naturaleza, sus orígenes y la memoria de los lugares. Lugares como Formentera, donde comenzó su carrera hace ya cuarenta años junto a su mujer Dolors Ballester y donde encontró la formula perfecta entre inspiración, tradición e innovación.

En esta sesión hemos querido reflejar la magia que se respira en su taller de Barcelona donde pudimos contemplar a Enric y a su hijo Roc creando con sus piezas un universo rico en texturas y diversidad de materiales obteniendo como resultado unas joyas llenas de emotividad que giran en torno a la riqueza natural mediterránea. Joyas tan especiales que no solo las llevas, sino que las sientes.

Quiero dar las gracias a la familia Majoral y en especial a Montse por la siempre cálida acogida y por todo el soporte durante la sesión. Gracias por abrirnos vuestras puertas y hacernos sentir como en casa. Estamos deseando visitaros de nuevo en vuestro taller de Formentera.

Este reportaje ha sido sido posible gracias a la fotografía de Marc Perarnau, a Nuria Donoso por ser mis ojos y oídos durante la sesión y a Marc Indurain por el vídeo. No podría estar más feliz con el resultado.

. Detalle de las piezas que llevo por orden de aparición:

1. Tresor Premio Coture Design Award 2012 EUA  2. Posidònia  3. Plans  4. Xips  5. Pluja   6. Sorra  7. Sorra (brazalete)

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

△△△
[shareaholic app="share_buttons" id="17796152"]

¿Te ha gustado este post? Suscríbete para recibir los próximos en tu email!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *