Opinión de Esguard 100

0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_gallery type=”image_grid” interval=”3″ images=”7066,7067,7069,7070,7071,7073,7075,7076″ onclick=”link_no” custom_links_target=”_self” img_size=”full”][vc_column_text]

El pasado miércoles tuve el placer de asistir a la celebración de las 100 ediciones de la Revista Esguard. La celebración se llevó a cabo en la Antigua Fábrica Damm, dónde muchas caras conocidas del mundo del periodismo, de la radio, la gastronomía y la cultura en general, se dieron cita para celebrar, en un ambiente relajado y amigable, el éxito que la revista digital ha adquirido a base de contenidos de calidad, amenos y todo desde la naturalidad y profesionalidad más pura que, al fin y al cabo, es la clave del éxito. Enhorabuena.

Os invito a descargar esta revista digital en la que además de estar informado, te diviertes mientras lo haces.

Era una cita de noche, como podéis comprobar, y tenía claro desde el principio que quería llevar una pieza. No sabía si un mono largo, corto, un vestido… Al final y después de un largo paseo buscando algo distinto y que me representara, di con este vestido camisero largo, abotonado y semitransparente de Diesel. Tiene un aire melancólico y por qué no decirlo, tétrico pero elegante, que quise potenciar con un peinado y un maquillaje muy vintage.

El cinturón, también de la misma firma, imita a la madera de bambú y aporta los tonos tierra que necesitaba unificando el resto de complementos.

El bolso de mano, fue un regalo de mi madre y siempre lo llevo en ocasiones especiales. Me permite salir de casa con lo justo gracias a sus tres compartimentos, en el que uno, hace las veces de cartera con compartimentos para las tarjetas y el efectivo.

Los pendientes y el anillo son de Cucharada Barcelona, dónde sus encantadoras hermanas siempre tienen una selección de complementos únicos y de estilo retro que me encanta.

De vez en cuando, encuentras piezas que te representan tanto, que casi no es necesario articular palabra. ¡Eso es lo que más me gusta de mi trabajo!

Me gustaría dar las gracias infinitas a Mr. Jordi Àvila, mi afitrión y con el que tanto me divierto. Eres un encanto, siempre natural y detallista, por eso eres tan grande y por eso todos te quieren. Enhorabuena por la fiesta y por favor, no cambies nunca.

También quiero agradecer a Marc Indurain, quien me acompañó en esta ocasión para disfrutar de una noche especial e inmortalizar el momento como sólo él sabe.

Hope you like it

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

△△△
[shareaholic app="share_buttons" id="17796152"]

¿Te ha gustado este post? Suscríbete para recibir los próximos en tu email!